Menú Principal

Mujeres Indígenas
Quienes somos
Nuestros Derechos
Agenda Indígena
Cisnai Noticias Indígenas
fotos de mujeres indígenas
Centro de Documentación e investigación de Conami
Denuncias
links
Contacto
Libro de visitantes
Glosario
 

Nuestros Derechos

Derechos de la Mujer Indígena:

 

Derecho a modificar costumbres y tradiciones -sociales, culturales, económicas- ya sean propias o ajenas, que dañen o afecten nuentra dignidad.

 

Derecho a recuperar, como integrantes de un pueblo indígena, ciertas prácticas y tradiciones que nos favorecen y dignifican como mujeres.

 


Derecho a no ser asimiladas ni obligadas a aceptar prácticas culturales ajenas y que tienen contra nuestra identidad cultural.

 

Derecho a participar en cargos de dirección y decisión a todo nivel dentro y fuera de nuestra comunidad.

 

Derecho a información y educación sobre nuestra sexualidad.

 

Derecho al respeto de la indentidad cultural del pueblo al que pertenecemos.



Puede consultar los siguientes documentos haciendo click sobre el título.

Declaración de las Naciones Unidas (ONU) sobre los derechos de los Pueblos Indígenas

Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales

Convención sobre la eliminación de todas las
formas de discriminación contra la mujer  CEDAW


Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, Beijing

Marco jurídico nacional: leyes y decretos

 

Ley Nº 23.302 - Política Indígena y Apoyo a las Comunidades Aborígenes.

Decreto Nº 155/89 - Reglamentario Ley Nº 23.302.

Ley Nº 24.071 - Ratificatoria del Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas.

Ley Nº 25.544 - Fondo Indígena para América Latina y el Caribe.

Ley Nº 215 - Extensión línea de fronteras.

Decreto Nº 211.229/21 - Reglamentario Ley Nº 9.080 de Ruinas y Sitios Arqueológicos.

Decreto Nº 757/97 - Adjudicación de Tierras a Comunidades Indígenas del Chaco.

Decreto Nº 9658/45 - Dirección de Tierras.

Ley Nº 24.956 - Censo Aborigen.

Ley Nº 25.276 - Restitución de los restos del Cacique Mariano Rosas.
Fuente INAI

DECLARACION DE LAS MUJERES INDÍGENAS EN BEIJING

Del 30 de agosto al 8 de setiembre de 1995, se llevó a cabo en la ciudad de Beijing China, la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de las Naciones Unidas. En este evento las mujeres indígenas del mundo que asistieron por mandato de sus organizaciones, aprobaron las propuestas Por acuerdo, publicamos como conclusión estas propuestas.

Reconocer y respetar nuestro derecho a la autodeterminación.

Que todos los gobiernos y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales nacionales e internacionales, reconozcan el derecho de los  Pueblos a la autodeterminación, y den un lugar privilegiado en sus constituciones y sistemas legales a los derechos históricos, políticos, sociales, culturales, económicos y religiosos de los Pueblos Indígenas.

Que los gobiernos enmienden el Convenio 169 de la OIT para anular la sección  que permite que los Estados desplacen a los pueblos indígenas de sus tierras por fuerza militar, y una vez cambiado esto, que se ratifique y se  aplique.

Que los gobiernos adopten y ratifiquen sin cambios ni reserva el Documento Final de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas de l994 y que se asegure la plena participación de los pueblos indígenas en el grupo de trabajo abierto de la Comisión de Derechos Humanos.

Reconocer y respetar nuestro derecho a nuestros territorios y el derecho al desarrollo, educación y salud.

Exigimos que la comunidad internacional y los gobiernos reconozcan y respeten nuestro derecho a nuestros territorios. Esto incluye nuestro derecho a decidir  lo que haremos con nuestras tierras y territorios, y a desarrollarnos de manera integral y sostenible, según nuestra propia cosmovisión.

Instamos a los gobiernos que están abriendo sus territorios a inversionistas extranjeros,  especialmente mineras, que respeten estos derechos. Que se informe de manera pública y exhaustiva sobre los proyectos  de desarrollo y las inversiones en nuestros territorios. Debemos estar plenamente involucrados en la toma de decisiones sobre estos asuntos. Las tierras de los Pueblos Indígenas que han sido saqueados por las empresas mineras, o que sean convertido en verdaderos deshechos de tóxicos, radioactivos y peligrosos, deben ser rehabilitadas por las empresas y gobiernos que permitieron esta devastación.

Que los gobiernos, las organizaciones internacionales y las ONGs. asuman su responsabilidad a modificar sus políticas y destinar recursos para el sistema de educación bilingüe e intercultural y para el desarrollo de sistemas médicos indígenas acorde a nuestros principios. Que se revisen los libros, materiales de audio y video, etc. para eliminar contenidos discriminatorios, racistas  y sexistas.

Que los gobiernos pongan en marcha políticas realistas que resuelvan el problema del analfabetismo entre las mujeres indígenas y campesinas, dándoles acceso a una educación bilingüe e intercultural que  de acuerdo a nuestra Cosmovisión.

Que los gobiernos y la comunidad internacional pongan en marcha políticas de salud para los pueblos indígenas que garanticen servicios de calidad, accesibles, apropiados y de bajo precio y que respeten y promuevan la salud reproductiva de las mujeres indígenas. Que las  asignaciones del presupuesto para la salud y otros servicios sociales se aumenten hasta por lo menos el 20% del presupuesto nacional y que una cantidad significante de este monto se destine a las comunidades y pueblos indígenas.

Que se reconozcan y respeten los sistemas y prácticas médicas indígenas y que se valore más  el rol de los médicos indígenas.

Que cese el envío de drogas dañinas, productos químicos y anticonceptivos a las comunidades de los pueblos indígenas. Demandamos que cese la implementación coercitivas de métodos de planificación familiar, tales como la esterilización masiva de mujeres indígenas y los programas coercitivos de aborto. Que se detengan y  condenen políticas de población como  la “transmigración”.

Exigimos que se elimine la extracción de uranio que se realiza en nuestras tierras y que se detengan las pruebas nucleares en nuestros territorios y aguas. Sin la extracción de uranio, no habría armas, reactores ni accidentes nucleares.

Detener las violaciones de los derechos humanos y la violencia contra las mujeres indígenas.

Que las Naciones Unidas cree los mecanismos necesarios para hacer un seguimiento a la situación de los pueblos indígenas, especialmente de aquellos en peligro de extinción o que sufren la violación de sus derechos humanos y para detener las prácticas genocidas y etnocidas.

Invocar a los medios de comunicación para que se den cuenta de que las mujeres indígenas se niegan a seguir siendo tratadas y consideradas como objetos exóticos y decorativos, objetos sexuales u objetos de estudio, y que en cambio quieren ser reconocidas como seres humanos con sus propias capacidades para pensar y sentir, y con habilidades para el desarrollo personal, espiritual, intelectual y material.

Exigir una investigación sobre los casos reportados de esclavitud sexual y de violación de mujeres indígenas por parte de militares en las áreas de conflicto armado, tales como los territorios Karen en Burma, Chittagong Hill Tracts en Bangladesh, etc. Los perpetradores deben ser sancionados y las sobrevivientes deben obtener justicia y acceso a servicios de rehabilitación.

Exigir una investigación de los programas masivos de esterilización y antifertilidad entre mujeres indígenas. Identificar cuáles son las agencias nacionales e internacionales responsables y pedirles cuenta.

Que todo acto de discriminación contra las mujeres indígenas se considere y se castigue como crimen.

Que los gobiernos creen instrumentos jurídicos y sociales adecuados para proteger a las mujeres de la violencia domestica y estatal.

Que se reconozcan y se refuercen los sistemas de derecho consuetudinario y de justicia que apoyen a las mujeres víctimas de la violencia. Que se eliminen las leyes, costumbres y tradiciones indígenas que discriminan a las mujeres.

Que se permita el retorno a sus propias comunidades a todos los pueblos indígenas internamente desplazados y que se le proporcione los servicios necesarios de apoyo y rehabilitación.

Reconocer y respetar nuestros derechos a nuestra herencia intelectual y cultural y nuestros derechos a controlar la diversidad biológica en nuestros territorios.


Exigimos que se reconozcan y se respeten nuestros derechos inalienables a nuestra herencia intelectual y cultural. Resistimos a todo proceso que busque destruir esta herencia y alienarnos de nuestros recursos y conocimientos.

Exigimos que el concepto y práctica occidental de los derechos de propiedad intelectual, definido por la TRIPS  EN GATT, no se apliquen a las comunidades y territorios de los pueblos indígenas. Exigimos que la Organización Mundial del Comercio reconozca nuestros derechos intelectuales y culturales y no permita que el dominio de los derechos intelectuales privados y los monopolios corporativos violen estos derechos.


Pedimos que se detenga el patentado de toda forma de vida. Para nosotros es el colmo de la mercantilización de la vida, algo que tenemos como sagrado.

Exigimos que se condene e cese el proyecto de Diversidad Genética humana. Los responsables de este proyecto deben rendir cuentas de todas las colecciones genéticas que han tomado de pueblos indígenas y deben devolverlas a los dueños de los genes. Se deben detener las solicitudes para patentes de estos materiales genéticos, y posteriormente no se debe aceptar ni procesar. Se debe invitar a los pueblos indígenas a participar en el debate que se esta realizando en la UNESCO sobre  la bio ética del Genoma Humano.

Exigimos que los gobiernos a nivel local, regional y nacional reconozcan nuestros derechos comunales intelectuales y que nos apoyen en la defensa de estos derechos, obligación que han asumido como Partes del Convenio sobre Biodiversidad

Continuaremos usando libremente nuestra biodiversidad para satisfacer nuestras necesidades locales, asegurando así que no se erosione la base de la biodiversidad de nuestras economías locales. Revitalizaremos y rejuveneceremos nuestra  herencia biológica y cultural y seguiremos siendo las guardianas y salvaguardas de nuestros conocimientos y biodiversidad.

Asegurar la participación política de las MUJERES INDÍGENAS y ampliar sus capacidades y su acceso a los recursos.

Exigimos una participación política igualitaria en todos los niveles de las estructuras indígenas y modernas de los sistemas políticos.

Dialogaremos con las organizaciones de mujeres no - indígenas para desarrollar y poner en marcha un plan realista de solidaridad con nosotras.


Pediremos que las ONGs. que trabajan con mujeres indígenas se guíen por principios de mutuo respeto y promuevan la plena participación de las Mujeres Indígenas en la acción y en la articulación de los temas de debate con respecto a las mujeres indígenas y los Pueblos Indígenas.

Pedir a las agencias de financiamiento y a los donantes que apoyen y promuevan las organizaciones y programas de la mujer que compartan espacios y recursos financieros para promover el desarrollo de las mujeres indígenas.

Trabajaremos para reforzar nuestras propias organizaciones, afianzando la comunicación entre nosotras, y para ganar el espacio que nos corresponde por derecho propio, como miembros  con identidades específicas (naciones y culturas) dentro de la Década de los Pueblos Indígenas y otras instituciones que representan organizaciones gubernamentales y no - gubernamentales.

Trabajaremos para realizar una Conferencia Internacional de Mujeres Indígenas como parte de la celebración de la Década de los Pueblos Indígenas del Mundo.

Agradecemos sinceramente al Comité Organizador Chino y al Pueblo Chino sus esfuerzos como anfitriones y por brindarnos su hospitalidad.

Aprobado y firmado el 7 de setiembre de l995 en la carpa de las Mujeres Indígenas, HUAIROU, BEIJHING, CHINA.


 

CONSEJO NACIONAL DE LA MUJER INDÍGENA
Venezuela 3209 - C.P.1211- C.F - Argentina
Tel/Fax :+ 54 (11)-4931-7308 / 4581-4501
Email: conami_medicina@yahoo.com.ar


 
CISNAI
Editorial Revista Cisnai Nuestro objetivo es difundir información sobre las problemáticas de nuestros pueblos indígenas y de las mujeres indígenas. Creamos este espacio para relacionarnos como Mujeres Indígenas, compartiendo entre nosostras y con mujeres de diferentes regiones, un medio de comunicación del Consejo Nacional de la Mujer Indígena, así nace CISNAI (Mujeres en Wichi). Un espacio para promover el acceso a las mujeres a puestos de responsabilidad en cada esfera de la vida incluyendo la politica y fortalecernos decidiendo nuestro desarrollo dentro de esta sociedad. Soñamos armar una red de comunicación, donde la mujer ingidena estreche vinculos con otros hemanos y hermanas que esten trabajando activamente o quieran hacerlo sumandose a esta kausa (vida en quechua). Difundimos a través de este medio nuestros derechos, las actividades que realizamos, los avances y desafíos de los pueblos indígenas de Abya Yala y nos preparamos para el Foro Internacional de Mujeres Indigenas a realizarce en el mes de abril en Lima, Perú. "LA PAZ UNIVERSAL Y PERMANENTE SOLO PUEDE BASARSE EN LA JUSTICIAL SOCIAL" (Preámbulo de la Constitución de la OIT).
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=